Filtrar por

Categorías

Categorías

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 72,00 € - 1.190,00 €

Cloradores salinos

Un clorador salino piscina trabaja de manera continua, controlando la salinidad de la piscina sin añadir ningún tipo de producto químico al agua. Eche un vistazo: clorador salino astralpool, clorador salino con regulador de pH, ...

23 productos

Mostrando 1-23 de 23 artículo(s)

Filtros activos

La cloración salina es, a día de hoy, el sustituto ideal a los sistemas tradicionales de desinfección con cloro u otros productos químicos. Mediante éste sistema obtenemos beneficios tanto para la salud de los usuarios de la piscina como en la calidad del agua.

¿Qué es la electrólisis salina?

Proceso químico en el que se transforma el agua salada en hipoclorito sódico, pasando a esta por los electrodos del clorador salino. El hipoclorito sódico es un desinfectante mucho más eficaz que cualquier otro químico y mucho menos dañino para la salud de los bañistas.

El proceso de Electrolisis Salina hace circular una corriente eléctrica a través entre los cuales circula la solución salina, la propia agua de la piscina a la cual hemos añadido en torno a 4 - 6 kg / m3 de cloruro sódico puro (sal). En los electrodos tienen lugar dos procesos: anódicos y catódicos.

En el polo POSITIVO (ánodo) se desarrollarán 3 procesos:

  • Oxidación del agua a oxígeno (O2).
  • Oxidación del cloruro aportado por la sal común a cloro (Cl2).
  • Oxidación de la materia orgánica.
concepto_electrolisis_salina_1.png

En el polo NEGATIVO (cátodo), ocurren 2 procesos:

  • Reducción del agua a hidrógeno (H2), con la formación de iones oxhidrilo (OH) y alcalinización del agua.
  • Reducción en cierta medida del nivel de cloraminas en el agua debido a su reducción directa sobre el cátodo.
concepto_electrolisis_salina_2.png

El agua de la piscina no contendrá cloro en ningún momento, ya que una vez generado éste junto al hidróxido sódico se recombinan en el agua para dar lugar a una mezcla de ácido hipocloroso (HClO) e iones hipoclorito.

concepto_electrolisis_salina_3.png

En el proceso tambien genera oxígeno activo (O2) que aporta un poder desinfectante extra a todo el proceso.

¿Cómo funciona un clorador salino?

Un clorador salino transforma la sal en un desinfectante mucho más limpio y saludable que el cloro, mediante un proceso de electrolisis, generándose un ciclo continuo en el que no hay que volver a añadir sal excepto para reponer posibles evaporaciones.

Echa un vistazo al proceso completo, explicado paso a paso, sobre el funcionamiento de un clorador salino:

  1. Tras poner en marcha el equipo de filtrado el agua pasará por el clorador, que mediante un proceso de electrolisis transforma la sal en sodio y cloro gaseoso. El cloro en forma de gas se recombina de nuevo con el agua convirtiéndose en el mismo desinfectante que se obtiene cuando se añade cloro líquido: ácido hipocloroso.
  2. Cuando el hipoclorito se descompone se vuelve a convertir en sal, generando un clico cerrado, continuo y ecológico, en el que no hay que volver a añadir sal a menos que el volumen cambie drásticamente por evaporación, por añadidura, afluencia masiva de bañistas, acción solar, etc.
ciclo_perfecto_780p.png

No tenemos que preocuparnos por el nivel de sal que contiene el agua de la piscina, ya que es muy inferior al del agua de mar. Existen cloradores salinos con distintas capacidades de trabajo, por lo que es importante que cuando elijas uno compruebes que sea el adecuado para el volumen de agua de tu piscina.

Ventajas de los cloradores salinos

En una piscina podemos tener tres tipos de contaminantes: sólidos en suspensión, materia orgánica disuelta y materia biológica, por lo que un sistema de tratamiento debería dar respuesta a cada uno de ellos.

  • Actúa como desinfectante impidiendo la formación de algas y bacterias.
  • Agrupa partículas en suspensión proporcionando un efecto floculante que mantiene la claridad y nitidez.
  • No hay que comprar cloro ni otros compuestos químicos, lo que supone un ahorro económico.
  • Evitamos tener que transportar garrafas de químicos continuamente.
  • El tratamiento del agua es automático y cómodo, podemos olvidarnos de aplicar bromo, cloro, etc.
  • El riesgo de accidente por la manipulación de productos químicos es mínimo.
  • Se consigue una alta calidad del agua. El desinfectante generado de forma natural no irrita los ojos, las mucosas, ni se reseca la piel evitándose problemas dermatológicos de los usuarios. Tampoco produce el olor y sabor del cloro tradicional. Es mucho más respetuoso con el cabello.
  • La sal es un antiséptico natural, su presencia en el agua es saludable como el agua del mar.
  • El proceso de desinfección es natural y ecológico, respetuoso con el medio ambiente. El cloro producido no se degrada, a diferencia del convencional, sino que se elimina por el sol, la evaporación y el uso.
  • El contenido del yodo en la sal favorece el bronceado.

Desventajas de los cloradores salinos

  • Inversión inicial elevada: la compra del clorador salino y los equipos complementarios recomendables para su uso suele ser de un importe elevado en comparación con otros sistemas de desinfección.
  • Requiere de una limpieza periódica: las células que tienen los equipos de electrolisis necesitan de limpiezas periódicas para evitar su deterioro, estas limpiezas deben ser meticulosas para evitar roturas tempranas de las mismas.
  • Es necesario controlar el nivel de sal en el agua: debe controlarse la concentración de sal al llenar la piscina y al instalar el clorador, reponiendo periódicamente de sal si fuera necesario.
  • Desregula el pH: la electrólisis salina provoca un incremento del nivel de pH del agua, debe corregirse añadiendo un reductor de pH al agua y controlando los niveles periodicamente.
  • Aumento del consumo eléctrico: el cloro se degrada rápidamente gracias a los rayos UV del sol, lo que provocará que el sistema de filtración del agua deba funcionar más para mantener el agua limpia y cristalina, aumentando con ello el consumo eléctrico.

Falsos mitos sobre la cloración salina

Es como bañarse en agua salada o agua de mar

No, ya que la realidad es que la concentración de sal es mucho menor que la del agua de mar. De éste modo conseguimos que la desinfección sea total y que, a la vez, sea cuidadoso con la piel y los ojos.

Es un sistema complejo de instalar

La instalación de un sistema de electrocloración salina es muy simple. Solo necesita colocar el clorador en la tubería de retorno de la piscina para que el agua pase por la célula y pueda llevar a cabo la electrólisis. Tras ellos habrá que instalar el resto de elementos necesarios para que el sistema completo funcione o, si disponemos de ellos, de otros elementos como el reductor de pH.

El agua salada es dañina para las plantas del jardín y el mobiliario

Es completamente falso. La concentración de sal en el agua es mínima y, del mismo modo que no afecta a los usuarios, tampoco lo harán con las plantas u otros elementos del jardín ni con los materiales de construcción o mobiliario de la casa.

Solo tenemos que añadir sal y olvidarnos del resto de tareas de mantenimiento

Aunque la electrocloración salina es un sistema sencillo y muy barato de mantener, no significa que haya que descuidar unas pautas mínimas de mantenimiento de la piscina.

Factores a tener en cuenta para elegir un clorador salino

Debemos tener en cuenta dos aspectos antes de comprar cloradores salinos que se adapten a nuestra piscina.

  1. Conocer la capacidad de la piscina: calcular los metros cúbicos de agua que contiene el vaso de nuestra piscina.
  2. Calcular cuanto cloro debe producir el clorador que necesita tu piscina para la electrolisis.

Medidas de referencia del cloro recomendado por metros cúbicos de agua:

  • Hasta 20 m3 - 10 g / h
  • Hasta 40 m3 - 15 g / h
  • Hasta 75 m3 - 20 g / h
  • Hasta 120 m3 - 30 g / h

Cuando conozcas esto, podrás elegir el clorador salido idóneo para tu piscina consultando los datos técnicos de los mismos y sin riesgo a equivocarte.

Principales marcas de cloradores salinos

Son muchas las marcas relacionadas con materiales para piscinas que ya cuentan con catálogo de cloradores salinos propios. Tras muchos años de experiencia, Mercapool cuenta con productos para electrolisis salina de 3 fabricantes principalmente, seleccionados por su fiable funcionamiento a la hora de producir cloro consumiendo lo mínimo posible y que cuenta con un servicio técnico accesible para cualquier tipo de usuario.