Filtrar por

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 11,00 € - 1.059,00 €

Regulador automático de pH y cloro

Controlar y dosificar los productos de desinfección de la piscina. Controle la calidad del agua de forma automática: reguladores de acidez para piscinas, controlador de cloro automático, ...

11 productos

Mostrando 1-11 de 11 artículo(s)

Filtros activos

¿Qué es un regulador automático de pH y cloro?

Un regulador automático de pH y cloro es un aparato que se instala en el circuito de depuración del agua de la piscina y que sirve para analizar su correcto funcionamiento y corregir los valores cuando no son los idóneos. Esto lo consigue inyectando las dosis adecuadas de productos químicos en el agua, la cual retorna inmediatamente después al vaso de la piscina con los niveles correctos.

Los reguladores de pH son aparatos muy útiles puesto que si no contamos con los niveles adecuados de pH y cloro en el agua de la piscina, cualquier tratamiento de desinfección o limpieza de la misma no servirá de nada.

¿Cómo funciona un regulador automático de cloro y pH?

Una vez instalado el regulador ph piscina automático en el circuito de depuración del agua de la piscina, lo conectaremos a la corriente y regularemos los valores mínimos y máximos que deseamos mantener en el agua. El aparato analizará continuamente el agua y comparará los valores de ph y cloro del agua con respecto a los valores que hemos ajustado, corrigiendo los valores de pH y cloro cuando fuese necesario por medio de inyección de incrementadores de pH o similares en el agua de la piscina.

Ventajas de los reguladores automático de cloro y pH

Contar con un controlador pH piscina ya es una ventaja en si misma, pero a parte de este hecho, el regulador presenta las siguientes ventajas:

  • Es totalmente autónomo y cuanta con un sistema automático de encendido cuando se detecta un valor incorrecto en los niveles de pH o cloro.
  • No tendrás que dedicar tanto tiempo a labores de mantenimiento de la piscina.
  • Son precisos al aplicar los productos correctores de nivel y cuentan con indicadores visuales del estado actual de la piscina.
  • El control de los valores de pH y cloro será óptimo y constante.
  • Siempre contaremos con un agua limpia y cristalina sin variaciones de color gracias al correcto estado del agua.
  • No aparecerán algas ni suciedad adherida gracias a la regulación constante de niveles.
  • El tiempo de filtración del agua necesario se reducirá drásticamente.
  • Ahorraremos dinero en productos químicos.
  • Los revestimientos de la piscina no sufrirán tanto al estar perfectamente regulada siempre.