Climatización de piscinas

Calentar agua piscina requiere de una gran cantidad de energía que solucionamos mediante el aprovechamiento de una bomba de calor. Climatizar piscina ahora con cualquiera de nuestros sistemas.

26 productos

Mostrando 1-26 de 26 artículo(s)

Filtros activos

Disponemos de gran variedad de sistemas de bomba de calor para todo tipo piscinas, desde las soluciones más económicas hasta las capaces de obtener máximos rendimientos con consumos muy bajos. En nuestro catálogo encontrará intercambiadores de calor para gestionar instalaciones con caldera y calentadores y calefactores eléctricos para calentar rápidamente el agua de su piscina. También podrá conseguir deshumidificadores para spas y piscinas cubiertas y calefacción solar, la forma más natural y ecológica de conseguir calor para el agua de su piscina.

Bombas de calor para piscinas

El sistema de bomba de calor para piscinas funciona como un aire acondicionado convencional. En este caso, en lugar de calentar el aire, se encargaría de calentar el agua de la piscina.

Se trata de un sistema termodinámico que funciona de forma muy sencilla. Consiste en transportar energía en forma de calor de un ambiente (aire) a otro (agua). Este proceso se genera a través del cambio de estado de gas a líquido de un fluido refrigerante por medio de la temperatura ambiente y con ayuda de un compresor.

Esto hace que las bombas de calor sean una opción realmente económica comparada con otros sistemas de calefacción para piscinas.

Calentadores eléctricos piscinas

Estos sistemas de climatización se componen de resistencias eléctricas que se calientan a través de la corriente. Su funcionamiento es sencillo, el agua fría circulará por la resistencia calentándose y saldrá nuevamente hacia la piscina.

Los calentadores eléctricos de piscina son uno de los sistemas de climatización que más rápido calientan el agua de la piscina. Son equipos sencillos, de pequeño tamaño y de fácil instalación. Tienen una alta eficiencia frente a un consumo algo elevado, por eso suelen usarse para piscinas pequeñas o de residencia secundaria.

Intercambiadores de calor

Están pensados para transferir el calor de un sistema de calefacción interior hasta el agua de la piscina. Por tanto, es una alternativa estupenda para aquellos casos en los que la calefacción doméstica esté ubicada cerca de la piscina y tenga la potencia suficiente.

Es imprescindible contar con una caldera y que esté ubicada cerca del local técnico de la piscina. No obstante, hay que destacar que el tipo de caldera no será determinante. Los intercambiadores de calor funcionan sin problema con calderas de gasoil, de gas o incluso con bombas de calor. Lo único que se tiene que tener en cuenta es que la potencia sea suficiente.